sábado, 19 de diciembre de 2015

Acerca del Paro de Funcionarios de la DGAC

Transcurridas ya casi 72 horas desde que se iniciara el paro de la "Asociación Nacional de Funcionarios de la Dirección General de Aeronáutica Civil",  se ha podido constatar que dicha movilización  anunciada originalmente de una duración de 48 horas para los días 16 y 17 de diciembre, tiene ahora un carácter de Indefinido

Más allá de la confrontación entre el Gobierno y los funcionarios aeronáuticos, resultan dramáticos la fragilidad del Sistema y la indefensión de los usuarios o pasajeros librados a su suerte en medio de este conflicto. Desde el pasado jueves más de un centenar de vuelos nacionales de Lan y Sky han debido ser cancelados por encontrarse inoperativos los aeropuertos de destino. A esta hora se ha anunciado que la situación no cambiará tampoco durante el domingo 20 de diciembre. 

Las aerolíneas se han limitado a gestionar la desilusión de sus pasajeros devolviéndolos a sus hogares y a enterarse a través redes sociales respecto de la posible reanudación de los vuelos cancelados. No existen mayores garantías que protejan o compensen al pasajero ante una situación como esta. La situación de los call center se ha visto sobrepasada en capacidad ante la gran cantidad de llamados de los pasajeros solicitando información. 

No es casual la elección de fecha para llevar a cabo esta paralización. Los días previos al feriado de navidad corresponden a un período en que un porcentaje importante de los chilenos se desplaza a sus ciudades de origen para visitar familiares o bien por vacaciones. En la práctica, un chileno que compró su pasaje con semanas o meses de anticipación para viajar en esta fecha y visitar a sus familiares no podrá hacerlo y nadie le compensará dicha situación, y los que lo hicieron para vacacionar perderán reservas hoteleras, traslados y días de feriado legal solicitados con anticipación. 

A esta altura se comienza a volver dramática la situación de pasajeros varados por ejemplo en Isla de Pascua, localidad a la que no ha arribado un vuelo desde el pasado día miércoles y que además dependen en gran medida de los suministros que arriban por vía aérea.

La situación en general es muy similar a la vivida hace algunas semanas con el extenso paro de los funcionarios del Registro Civil. Otra instancia en que los chilenos "comunes y corrientes" sufrieron los rigores y consecuencias de una paralización prolongada. Nos encontramos nuevamente en una situación similar y por más comunicados que aerolíneas y gobierno emitan; por más garantías que aerolíneas y gobierno otorguen, y por más o menos declaraciones que se hagan de uno u otro lado, los pasajeros no podrán viajar a un gran número de destinos nacionales y asumirán gran parte de los costos de esta manifestación. 

En un contexto de modernización de instalaciones, infraestructura y de procedimientos aeroportuarios  que se lleva a cabo desde hace algunos años, no sería raro esperar y exigir una modernización de los estamentos y roles de los grupos humanos responsables de la continuidad de un servicio vital para el país y evitar así una repetición en el futuro de un paro cuyas causas no están del todo claras ni fundadas. 

SCL News



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tu comentario es bienvenido.