jueves, 6 de septiembre de 2012

Una larga teleserie llega a su final: Air India recibe su primer Dreamliner

Fotografía: The Boeing Company

Comunicado de Boeing:


"Hoy es un gran día para Air India, ya que el avión de mayor tecnología y eficiente del mundo se une a nuestra flota", dijo Rohit Nandan, CEO de Air India. "El 787 permitirá a Air India abrir nuevas rutas y un mercado dinámico y entregar la mejor experiencia de vuelo para nuestros pasajeros".
Air India es la quinta línea aérea en el mundo en recibir el 787 Dreamliner.
Esta entrega es la primera de 27. El avión está equipado con 18 asientos en clase ejecutiva y 238 asientos en clase económica.
El 787 tiene el rango y capacidad que permitirá a Air India, llevar al Dreamliner en rutas al Medio Oriente, Europa, Asia y Australia.
"Estamos muy contentos de celebrar otro momento histórico en nuestras casi 7 decadas de relación," dijo Dinesh Keskar, Vicepresidente Senior de ventas para India y Asia Pacífico de Boeing. "Estoy seguro que Air india y sus clientes estarán muy emocionados de experimentar las características revolucionarias del 787, un avión que será el foco de atención en el plan de expansión de la aerolínea".
El primer Dreamliner para Air India fue ensamblado en Everett y entregado hoy desde el Boeing's South Carolina delivery center. El avión volará a Delhi mañana.

Esas son las palabras de buena crianza entregada por los ejecutivos de ambas compañías, pero la historia detrás de este momento "histórico" está llena de ribetes y polémicas.
Air India es la aerolínea de bandera de la India propiedad en su mayoría por el gobierno Indio. 
En Mayo de este año, Boeing se encontraba pronta a realizar la entrega del primer Dreamliner a Air India, después de haber llegado a un acuerdo económico compensatorio por la demora en la entrega del avión a la aerolínea. El monto al cual se llegó a acuerdo es desconocido, pero en un inicio Air India había solicitado US$840 millones. Air India ordenó el Dreamliner en 2005, cuyas entregas debían comenzar en 2008, sin embargo retrasos en el diseño y construcción de la aeronave, hicieron que las entregas fueran postergadas hasta este momento. A pocos días de la entrega, Air India decide que la cantidad acordada era insuficiente y debían re negociar el acuerdo o no habría recepción de aviones. Después de muchos tiras y aflojes, finalmente el parlamento indio aprueba el plan compensatorio ofrecido por Boeing y se comienza a preparar uno de los Dreamliner producido en la planta de Charleston, llevando el avión al centro de entrega de esta planta. Sin embargo, la historia no terminaba ahí, ya que el el gobierno dice que se necesitan aún, otras aprobaciones antes de proceder con la entrega de los aviones. Se supo también que Air India no contaba con el dinero para pagar los primeros aviones y las demoras eran provocadas para ganar tiempo, mientra se negociaban las formas de pagar por los aviones. Finalmente, se consiguió un préstamo por US$195 millones por parte de una entidad bancaria londinense para pagar los primeros 2 aviones. En el intertanto, una falla contenida en uno de los motores GEnx de uno de los aviones de Air India durante una prueba de taxeo, sembró un manto de duda y fue la excusa perfecta para que Air India no aceptara los aviones, hasta que se terminara la investigación respecto de lo sucedido con los motores. Al día de hoy no hay un informe final al respecto, sin embargo, se cree que es una falla aislada ya que estos motores se encuentran operando en otros 787s y los 747-8.
Finalmente en una austera ceremonia, se hizo entrega del primer Dreamliner ZA236 (LN: 35 VT-ANH) y se espera que los 2 787s restantes que se encuentran listos en la planta de Charleston, sean entregados en las siguientes 2 semanas.
Air India está compuesta por una heterogénea flota de mas de 100 aviones de Boeing y Airbus, donde se pueden encontrar Airbus A319/320/321 y A330 y Boeing 777-200LR/300ER además de Boeing 747-400 volando a una extensa red de destinos en Europa, Asia, Norteamérica y Australia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tu comentario es bienvenido.