sábado, 7 de abril de 2012

A Bordo del Dash 8 Q400 NextGen en Fidae 2012

Durante el transcurso de Fidae tuvimos la oportunidad de volar en el Q400 Next Gen de Bombardier que dicha empresa trajo para exponer en esta versión. Lo vimos llegar desde la sala de prensa el día lunes 26 alrededor de las 7 de la tarde y lo primero que llamó nuestra atención fueron sus dos motores turbo hélice PW150A de poderosa apariencia.

El miércoles 28 la prensa fue invitada a un vuelo demostrativo por los alrededores de Santiago por lo que a las 10.45 fuimos gentilmente conducidos por personal de Bombardier a embarcar. El avión de fabricación canadiense está diseñado para operaciones de corto alcance. Estando junto a él llama la atención su longitud la que alcanza a 32.8 mts. La envergadura de sus alas es de 28.4 mts con una superficie de 64m2. El diametro máximo del fuselaje es de 2.7 mts.

Una vez dentro del avión destaca la amplitud y a que se puede caminar dentro perfectamente erguido. Recibimos las instrucciones de seguridad previas al vuelo y rodamos por el aeropuerto rumbo a la pista 17R. Destaca dentro de la cabina la insonorización. Desde el interior vemos girando la seis palas de material compuesto de cada hélice lo cual sin embargo no impide conversar con comodidad en el interior.

Cómo señalamos antes, el avión fue diseñado para operar vuelos de corto alcance. Su rango de operación máximo es de 1.878 kms a una velocidad crucero máxima de 667 kms/hra. y altitud máxima operativa de 25.000 pies o 7.620 mts. Su configuración interna es de 74 pasajeros a 31" de distancia y un máximo de hasta 80 asientos. La serie Q400 tiene aviones en producción y pedidos por casi 400 unidades a un valor unitario referencial de US$ 27 millones. La aeronave en que volamos en esta oportunidad va dirigida al mercado indio y posee señaletica en dicho idioma además del inglés.

Ya ubicados en la pista 17R el comandante imprime máxima potencia a los motores y podemos percibir el empuje tal como si nos encontráramos a bordo de un avión impulsado por turbinas de fuselaje angosto. La carrera de despegue dura cortos 35 segundos y la velocidad de ascenso impresiona gratamente.

La especificación técnica del avión señala que la longitud de pista de despegue (ISA, SL, MTOW, EHGW) es de 4.819 ft (1.468 mts) en tanto para el aterrizaje la longitud de pista es de 4.232 ft ó 1.290 mts.

Una vez en ascenso el vuelo se desarrolla rumbo al VOR de Santo Domingo pasando sobre los valles de Curacaví y de Casablanca. A bordo escuchamos una charla técnica respecto de las características del avión que lo convierten en un gran candidato para incrementar su presencia en los cielos de América del Sur. Durante todo el vuelo comprobaremos las bondades del avión en cuanto a presurización, insonorización y ausencia de vibraciones. No se diferencia en nada respecto de un avión a turbina pero este modelo posee una clara ventaja en el menor consumo de combustible.

Antes de comenzar el regreso a SCL visitamos la cabina en dónde 5 pantallas LCD entregan toda la información de vuelo necesaria a la tripulación.

La aproximación final a la 17R es rápida y suave. La misma estrcutura que contiene los motores aloja también al tren de aterrizaje que baja suave e imperceptiblemente. El toque en la pista es suave y escuchamos a continuación el ruido de la inversión de fuerza que produce el frenado.




























Cargados de una buena experiencia de vuelo a bordo del Bombardier DASH8 Q400 NextGen y de los obsequios recibidos descendemos en la loza de Fidae casi una hora y media después de embarcar. Agradecimientos a Bombardier por la invitación y nuestros deseos de éxíto en la penetración del mercado sudamericano con este gran avión.

Fotografías: Fernando Olivares M.

SCL News







No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tu comentario es bienvenido.