domingo, 17 de abril de 2011

Air Force One y los Vuelos Presidenciales

Air Force One


Air Force One es el indicativo que da el control del tráfico aéreo a cualquier avión de la Fuerza aérea de los Estados Unidos que transporta al presidente de los EE.UU., es un error común pensar que el Air Force One se refiere a un avión específico.


El indicativo Air Force One es utilizado a partir de 1953, sin embargo los presidentes de los EE.UU. comenzaron a utilizar los aviones como medio de transporte mucho antes.


Los Primeros Vuelos Presidenciales


El 11 de octubre de 1910, Theodore Roosevelt se convirtió en el primer presidente de los EE.UU. en volar en un avión, aunque al momento del vuelo, en una de las primeras versiones de un Wright Flyer, ya había sido sucedido por William Howard Taft. Sin embargo, el breve vuelo sobre los asistentes a una feria local en las cercanías a St. Louis, Missouri, es considerado como el inicio de los vuelos presidenciales en los EE.UU.


Hacia fines de los años 30 la aparición de aviones como el Douglas DC-3 permitió que el ciudadano norteamericano comenzara a considerar los viajes en aviones como un medio de transporte razonable. Aviones metálicos, motores confiables y nuevas tecnologías de navegación transformaron a la aviación comercial en un medio de transporte seguro y conveniente.


Franklin D. Roosevelt fue el primer presidente en ejercicio de los EE.UU. en realizar un vuelo en avión. Durante la segunda guerra mundial, en 1943 Roosevelt viajo en el Dixie Cliper, un hidroavión Boeing 314 operado por Pan Am, a la conferencia de Casablanca en Marruecos. La principal razón en aquel momento para los vuelos presidenciales era la amenaza de los U-Boot de la Marina de Guerra Alemana en el Océano Atlántico. La continua amenaza de los submarinos convirtió a los viajes aéreos en un medio común para transportar al presidente de los EE.UU.




La primera aeronave designada oficialmente para un vuelo presidencial fue el Consolidated C-87A Liberator Express, un bombardero B-24 reconfigurado llamado “Guess Where To” (Adivina Adónde). Sin embargo, este avión no volvió a usarlo Roosevelt después de que otro C-87A se estrellara; por motivos de seguridad el Servicio Secreto reconfiguró un Douglas C-54 Skymaster denominado VC-54C como reemplazo. El avión llevaba el apodo de “Sacred Cow” (Vaca Sagrada) e incluía un área para dormir, radioteléfono, y un elevador para la silla de ruedas de Roosevelt. Transportó al presidente a una gran cantidad de eventos importantes, el más destacable la Conferencia de Yalta.







Después de la muerte de Roosevelt en la primavera de 1945, el entonces vicepresidente Harry S. Truman se convirtió en presidente. Truman siguió utilizando el Douglas C-54 Skymaster y a bordo de él firmó el “National Security Act of 1947”, que entre otras cosas creó la Fuerza Aérea de los EE.UU. (USAF: United States Air Force), recordemos que hasta antes de dicho acto la aviación era una rama del ejercito (USAAF: United States Army Air Forces). Unos meses después Truman introduce un VC-118 Liftmaster modificado, versión militar del Douglas DC-6, como avión presidencial, llamándolo “Independence”, posiblemente haciendo referencia a su ciudad natal, Independence, Missouri.




El indicativo Air Force One fue establecido por propósitos de seguridad durante la administración de Dwight D. Eisenhower, el primer presidente en haber sido piloto por su propia cuenta. El cambio se debió a un incidente en 1953 en donde un vuelo comercial de Eastern Airlines (8610) tenía el mismo indicativo que el vuelo del presidente (Air Force 8610). Los aviones entraron accidentalmente en el mismo espacio aéreo, y después del incidente se creó el indicativo único de Air Force One para las aeronaves presidenciales.


Eisenhower introdujo cuatro aviones a hélice al servicio presidencial, dos Lockheed C-121 Constellation (VC-121E) que Mamie Eisenhower bautizó como “Columbine II” y “Columbine III” por la flor oficial de su estado adoptivo Colorado, y dos Aero Commanders, que han sido los aviones más pequeños en recibir la denominación Air Force One. El presidente Eisenhower también mejoró la tecnología de los aviones presidenciales dotándolos de un teléfono aire-tierra y un teletipo.







El Boeing 707 (VC-137C) como Air Force One


En 1958, hacia el final de la presidencia de Eisenhower, la Fuerza Aérea de los EE.UU. adquiere dos Boeing 707 (VC-137B) siendo designados como Special Air Missions (SAM) 970, 971 y 972. Eisenhower fue el primer presidente en usar el VC-137B, entre el 3 y 22 Diciembre de 1959 visitó 11 países asiáticos, volando 35.000 km en 19 días, aproximadamente al doble de la velocidad que lo habría hecho en los Lockheed C-121 Constellation (VC-121E).


En octubre de 1962 la administración Kennedy adquiere un C-137C Stratoliner, un 707 de largo alcance designado como SAM 26000. La Fuerza Aérea define un esquema de pintura para el avión que no es del agrado de Kennedy, quien encarga al diseñador industrial Raymond Loewy definir el aspecto exterior e interior del avión. El diseño de Loewy deja a la vista el aluminio del fuselaje en su parte baja y utilizar un azul pizarra para representar la república y la presidencia y un cian que simboliza el presente y futuro, además en ambos lados cerca de la nariz del avión pone el sello presidencial y una bandera en la cola, por último, en los costado agrega "UNITED STATES OF AMERICA". Este esquema de pintura es el mismo que usan los actuales Boeing 747 (VC-25A).




En junio de 1963, Kennedy voló hasta Berlín en el SAM 26000, donde hizo su famoso discurso de Ich bin ein Berliner (Yo soy un berlinés). Un mes más tarde, el avión rompió varios récords de velocidad al llevar una delegación a Moscú, incluyendo el vuelo más rápido sin paradas entre Washington y Moscú.


El 22 de noviembre de 1963, el SAM 26000 transportó al Presidente John F. Kennedy hasta Dallas, Texas, donde esa tarde sería asesinado. Unas horas más tarde, de regreso a Washington y llevando el cuerpo de Kennedy, el vicepresidente Lyndon B. Johnson prestó juramento asumiendo la presidencia de los EE.UU. abordo del SAM 26000. Mientras Kennedy era sepultado, el SAM 26000 voló sobre el Cementerio Nacional de Arlington.




El SAM 26000 también llevó al Presidente Richard Nixon en sus viajes históricos a la República Popular China y a Rusia en 1972. Unos meses después, el mismo año, el SAM 26000 se convirtió en la aeronave de reemplazo cuando otro 707, el SAM 27000, lo sustituyó.


El 22 de enero de 1973 muere Lyndon B. Johnson. Dos días después, el SAM 26000 trajo el cadáver del ex presidente a Washington desde Texas para su funeral de estado, después del cual volvió a llevar su cuerpo de vuelta a Texas para su entierro.


El SAM 26000 fue utilizado entre 1962 y 1998, operó por última vez con un presidente en enero de 1998 cuando el 707 que llevaba al presidente Clinton quedó pegado en el barro antes de despegar en el Aeropuerto Willard (CMI) en Illinois. En mayo de 1998 se realizó el último vuelo del SAM 2600 hacia el Mueso de la Fuerza Aérea en Ohio, donde actualmente está en exhibición.


El Presidente Nixon llamó a la flota presidencial The Spirit of 1976 (El Espíritu de 1976), en reconocimiento al venidero bicentenario de los Estados Unidos. En 1974, cuando Richard M. Nixon dimitió a su mandato y viajo de Washington DC a California, el Air Force One cambió su indicativo a SAM 27000 en vuelo, esto sucedió sobre Missouri después de que Gerald R. Ford jurara como presidente.


El SAM 27000, que operó entre 1972 y el 2001, fue la aeronave presidencial que sirvió a más presidentes. Entró en servicio bajo el mandato de Nixon y luego sirvió a Gerald R. Ford, Jimmy Carter, Ronald Reagan y George H. W. Bush, hasta su reemplazo en 1990 por el Boeing 747. Después siguió sirviendo como Air Force Two, hasta que los Boeing 757 C-32 llegaron en 1998, y en algunas ocasiones como Air Force One hasta el 2001.


El último vuelo del SAM 27000 con un presidente fue el 29 de agosto del 2001 cuando el 707 transportó a George W. Bush. Luego, el 8 de septiembre de 2001, el SAM 27000 fue dado de baja, voló al aeropuerto Internacional de San Bernardino (SBD) en California donde fue desarmado y llevado a la Biblioteca Ronald Reagan en Simi Valley, California, donde actualmente está en exhibición. Ronald Reagan fue el presidente que más utilizo este avión, volando más de 675.000 millas en él.


El Boeing 747 (VC-25A) como Air Force One


En los dos mandatos de Ronald Reagan no hubo grandes cambios para el Air Force One. Sin embargo, es en dicha administración en la cual se toma la decisión de adquirir los actuales Boeing 747 que utiliza el presidente de los EE.UU.


En 1985 la Fuerza Aérea de los EE.UU. dio inicio a una licitación para adquirir dos nuevos aviones presidenciales, las principales características de estas aeronaves eran: fuselaje ancho, contar al menos con tres motores y una autonomía de 6.000 millas náuticas. Solo Boeing con el 747 y McDonnell Douglas con el DC-10 presentaron ofertas, la Administración Reagan adjudico a Boeing el contrato de dos 747 idénticos para reemplazar los ya envejecidos 707.


El primero de los dos aviones denominados VC-25A fue entregado en 1990, durante la administración de George H. W. Bush. Las entregas sufrieron retrasos debido a trabajos no considerados originalmente que permitieron dotarlos de protección contra los efectos de pulsos electromagnéticos (PEM), efecto secundario que produce una explosión atómica sobre los equipos electrónicos a gran distancia.


Uno de los momentos más dramáticos vividos a bordo del Air Force One ocurrió el 11 de septiembre del 2001, durante los ataques a las torres gemelas en Nueva York. El presidente George W. Bush fue interrumpido en un acto en Florida y voló desde el aeropuerto de Sarasota (SRQ) a la base aérea Barksdale (BAD) en Louisiana y luego a la base Offutt (OFF) en Nebrasks, antes de volver a Washington DC. Al día siguiente la Casa Blanca informo que esto se debió a información que indicaba que el Air Force One también sería atacado, investigaciones posteriores concluyeron que todo se trató de un problema de comunicaciones.


El 27 de abril del 2009, un vuelo a baja altura del VC-25A sobre la ciudad de Nueva York, para una toma de fotos y entrenamiento, causó pánico entre la población. Las consecuencias de esa sesión fotográfica fue la renuncia de director de la Oficina Militar de la Casa Blanca.




Los Futuros Aviones Presidenciales de los EE.UU.


Debido a los costos de operación de los VC-25A ya se ha definido su cambio. El Air Mobility Command está a cargo de la búsqueda de los posibles aviones de reemplazo, inicialmente fueron considerados el nuevo Boeing 747-8 y el Airbus A380. El 7 de enero del 2009 el Air Force Materiel Command dio inicio a la licitación de los futuros aviones presidenciales, programando su puesta en servicio para el año 2017. El 28 de enero del 2009 Airbus comunicó que no presentarían una oferta al programa, dejando a Boeing como único proveedor, con los aviones 747-8 o el 787 Dreamliner.


Otros Aviones Presidenciales de los EE.UU.


Lyndon B. Johnson realizó un corto vuelo en Texas desde la base Bergstrom (AUS) a su rancho familiar en un VC-6A, denominación militar de un Beechcraft B90, King Air. Mientras Johnson estuvo abordo el avión utilizó el indicativo Air Force One.


United Airlines ha sido la única línea aérea en operar el Executive One, indicativo dado a un vuelo civil en el cual el presidente de los EEUU está a bordo. El 26 de diciembre de 1973, Richard Nixon voló como pasajero en un DC-10 desde Washington Dulles (IAD) a Los Ángeles (LAX). Las razones fueron el ahorro de combustible y dar un ejemplo al país dada la crisis energética que se vivía, sin embargo el Air Force One (Boeing 707) voló sin pasajeros a California para traer al presidente de regreso. Durante el vuelo un acompañante de Nixon llevaba un equipo de comunicaciones para estar comunicado con Washington DC en caso de una emergencia.


En noviembre de 1999 el Presidente Bill Clinton realizó un vuelo en Turquía a bordo de un C-20C (Gulfstream III) usando el indicativo Air Force One, en dicha ocasión fue escoltado por tres F-16.


El 8 de marzo del 2000 el Presidente Bill Clinton voló a Pakistan en un Gulfstream III sin utilizar el tradicional indicativo, mientras otro avión, utilizando el nombre Air Force One, lo seguía unos minutos más tarde.


En mayo del 2009 el Presidente Barack Obama invitó a la Primera Dama a Nueva York utilizando un Gulfstream V para el viaje desde Washington DC. En julio del 2010 la familia Obama voló de vacaciones a Main en un Gulfstream III con los colores presidenciales.


89th Airlift Wing


Actualmente la flota Air Force One es mantenida y operada con carácter militar por el Presidential Airlift Group, que forma parte del Air Mobility Command's 89th Airlift Wing, establecida en la base aérea de Andrews (ADW), Maryland, ubicada a 18 km al sur-este de la Casa Blanca.


Los aviones que opera el 89th Airlift Wing Aircraft son los siguientes:
• VC-25A (Boeing 747)
• C-20B (Gulfstream III)
• C-32A (Boeing 757)
• C-37A (Gulfstream V)
• C-40B (Boeing 737)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tu comentario es bienvenido.